fbpx

El control microbiológico de plagas es una práctica agrícola en constante crecimiento que busca la destrucción total o parcial de patógenos e insectos plaga frecuentemente mediante el uso de sus enemigos naturales. ¿Y por qué usar hongos entomopatógenos? Los hongos entomopatógenos tienen un gran potencial como agentes de control, ya que constituyen un grupo con más de 750 especies que al dispersarse en el ambiente provocan infecciones fúngicas en las poblaciones de insectos.

Pero… ¿Qué lo hace tan atractivo frente a los métodos de control? Los hongos entomopatógenos, a diferencia de otros agentes entomopatógenos, no necesitan ser ingeridos por el insecto para controlarlo, pudiendo ocurrir la infección por contacto y adhesión de las esporas al cuerpo del insecto. 

Este método es de la preferencia de muchos agricultores cuando las plagas se han vuelto resistentes al efecto de diferentes tipos de plaguicidas, algo que es más común de lo que se piensa, y un verdadero dolor de cabeza, sobre todo en las etapas de brote y durante las cosechas. El control microbiológico de plagas resulta mucho más económico y sustentable que los métodos químicos, además de ser de mantenimiento sencillo y, por sobre todo, ampliamente ecológico, especialmente pensado en la preservación del medio ambiente, en la preservación de la vida.

Entre los beneficios más destacables de su uso tenemos que ejercen múltiples mecanismos de acción lo que les confiere una alta capacidad para evitar que el hospedero desarrolle resistencia. Además de presentar ventajas frente a otro tipo de controles que te mostramos a continuación:

  • Es un control selectivo, que no daña organismos benéficos ni polinizadores, sino que ataca sólo a  la plaga que se desee controlar.
  • Es inofensivo para el medio ambiente y para quienes realizan las aplicaciones, a diferencia de los productos químicos.
  • Se reproducen por sí solos: el hongo entomopatógeno es persistente, y se reproduce y renueva en forma continua, por lo es innecesario hacer nuevas aplicaciones, siempre que se encuentre bajo las condiciones adecuadas para parasitar a su hospedero.

Las condiciones necesarias, para el desarrollo de los hongos entomopatógenos, son principalmente encontradas en el propio ecosistema, el cual debe cumplir con los niveles óptimos de:

1. Humedad

Sin un buen nivel de humedad, es muy difícil la proliferación de los hongos, sin embargo debe ser la justa, de modo tal que no se puedan ver afectados los cultivos.

2. pH

Los niveles de pH son de suma importancia, ya que en ambientes con un pH muy bajo, los hongos no proliferan, debe tener el nivel justo, en función del tipo de hongo a ser introducido.

3. Temperatura

Las bajas temperaturas son ideales, en la proliferación de hongos, este factor es de suma importancia, ya que con niveles altos de temperatura, la proliferación de hongos no puede darse.

Contacta con nosotros por asesoría técnica para tus cultivos.

Share This