fbpx

Los jardines comestibles son una nueva tendencia en el paisajismo urbano donde se unen el cultivo ecológico de todo tipo de vegetales, frutos, hierbas aromáticas, flores y árboles, junto con elementos para incentivar la biodiversidad. La clave está en seleccionar qué plantar y cómo combinar hierbas aromáticas, árboles, flores y vegetales para crear espacios armoniosos y estéticos, y que además sean proveedores de alimentos frescos. FILARDEN te muestra los pasos para tener tu propio jardín comestible.

1. Escoger el lugar

El primer paso para hacer un jardín comestible es elegir el lugar. Pregúntate con qué espacio cuentas: ¿Colocarás el jardín en la tierra o en macetas? ¿Tienes un patio, un espacio abierto, o tan solo un balcón? No hay excusa por las dimensiones. Si el espacio es más reducido, por ejemplo, un balcón, se puede armar un jardín vertical fácilmente. Si por el contrario nuestro cultivo se encuentra en contacto directo con el suelo deberemos equilibrar la tierra de ser necesario con la ayuda de abonos orgánicos.

2. Seleccionar las especies

Una vez que sepas el tamaño y las condiciones que tendrá tu jardín (cuántas horas de sol recibe al día; si estará expuesto a las lluvias, si plantarás directamente en el terreno o en macetas), es hora de elegir las plantas. Si bien puedes hacer que cualquier planta quede bonita, aquí hay una lista de plantas y árboles comestibles que también son muy decorativos. ¡Desplázate!

Árboles

Plantas

3. Sembrar

Cuando hayas elegido las plantas, debes pensar si plantarás desde semillas o escogerás plántulas, y entregarte a la bonita tarea de cultivar tus propios alimentos, con el agregado de mantenerlos, también, como plantas decorativas.

Tener tu jardín comestible será muy gratificante; muy pronto, podrás comenzar a condimentar las comidas con hierbas frescas, tendrás siempre a mano tomate y lechuga para una fresca ensalada, y podrás conseguir también darle toques exóticos a tus platos con tus propias flores comestibles.  Pero hay que tener en cuenta que estos jardines son los más difíciles de mantener, ya que requieren atención y cuidado, pero el resultado es por demás ventajoso.

Coméntanos ¿Qué necesitas para comenzar tu jardín comestible?

Share This